Líbano

 

Antaño considerado el París de Oriente, Líbano desapareció del mapa turístico al estallar la guerra civil en 1975. En la actualidad, y paulatinamente, se está consolidando la opinión de que no sólo es factible viajar a Líbano sino que, además, puede hacerse sin mayores complicaciones. Líbano posee numerosos alicientes dentro de sus humildes fronteras: ciudades antiguas, vestigios del Imperio Romano, lujosos centros de esquí, magníficos parajes y muestras de arquitectura islámica. Posee igualmente una cultura compleja, y es tal su diversidad social y religiosa que, según los partidarios de la homogeneidad cultural de otras naciones, resultaría imposible evitar la inestabilidad social. Lamentablemente, en este caso, Líbano les ha dado la razón. Para quienes estén interesados en conocer la historia de esta región y ser testigos de cómo este país trata de superar la crisis, éste se convierte en el momento más adecuado para visitarlo.

Nombre oficial

República del Líbano

 

Régimen político

República parlamentaria

 

Superficie

10.452 km²

 

Población

3.971.941 habitantes.

 

Capital

Beirut

 

Etnias

La población del Líbano se compone de diferentes grupos étnicos y religiosos repartidos entre musulmanes (chiítas y sunitas), cristianos (maronitas, ortodoxos griegos, griego melquita católica, los cristianos armenios, cristianos asirios, coptos) y otros.

 

Idioma

El idioma oficial es el árabe. Inglés y francés son hablados por la mayoría de la población.

 

Religión

El Estado reconoce la existencia de dieciocho comunidades religiosas. El 60% de los libaneses son musulmanes y el 30% cristianos. El resto se reparten entre las sectas alauitas y drusas, y una pequeña comunidad judía.

 

Información útil

Guía del viajero

Que ver

Lecturas recomendadas

Links

 

Destino operado por:

Noticias

Mapa


Fotografías

volver