Madagascar

 

No debemos por qué omitir por completo la imagen de isla tropical, pero este país ofrece mucho más que echarse en la arena de una playa y adentrarse en sus aguas transparentes para disfrutar de los arrecifes de coral. Los bosques de Madagascar conforman una masa vibrante de infinitas ramas, hojas goteantes y bestias saltarinas y extrañas recién salidas de la caja de sorpresas de la madre naturaleza. Lémures, camaleones, vincapervincas, baobabs, aloes, salamanquesas, sifakas y árboles pulpo. Separados del continente africano desde hace millones de años, sus frondosas arboledas constituyen el mayor gozo de un naturalista: han conservado singularidades y desarrollado peculiaridades que no pueden encontrarse en ningún otro lugar, y se pueden contemplar en una espectacular colección de parques nacionales accesibles. Madagascar está plagado de románticas leyendas sobre piratas, reinas locas, y aventureros. Está tan cercana al continente, que participa mucho del espíritu africano, pero lo suficientemente alejada, para desarrollar su propio carisma. La influencia francesa es más que notable en su gastronomía y en el sector del turismo en general y se conjuga con el buen ánimo del malgache para hacernos la estancia más que agradable; y pese a todo, Madagascar sigue siendo la gran desconocida.

Nombre oficial

República Democrática de Madagascar

 

Régimen político

República

 

Superficie

594,180 km²

 

Población

16.97 millones habitantes.

 

Capital

Antananarivo (Tana)

 

Etnias

Malayo-indonesios; procedencia mixta de origen africano, malayo-indonesio y árabe; franceses, indios, criollos, comoranos.

 

Idioma

Malgache y Francés.

 

Religión

52% creencias indígenas, 41% cristianos, 7% musulmanes.

 

Información útil

Guía del viajero

Que ver

Lecturas recomendadas

Links

 

Destino operado por:

Noticias

Mapa


Fotografías

volver